Los lubricantes facilitan la penetración y ayudan a evitar que el condón se rompa. Los lubricantes a base de agua se pueden utilizar con los condones de látex. Sin embargo, los condones de látex pueden debilitarse cuando se usan con lubricantes a base de aceite.

Si usted está tratando de quedar embarazada, es importante saber que la mayoría de los lubricantes comúnmente vendidos dañan el esperma, lo que puede disminuir la probabilidad de que el esperma pueda sobrevivir el difícil viaje a través del cuello uterino y en las trompas de Falopio para encontrar el óvulo para la fertilización.

La buena noticia, Fairhaven Health, un patrocinador corporativo de la Asociación Americana del Embarazo proporciona a las mujeres y parejas un lubricante que cumple con los estándares de lubricante de fertilidad de la FDA. Puede obtener más información sobre este lubricante apto para espermatosoides aquí.

To Top