El Embarazo y las Saunas

Mujer embarazada en una sauna

Para muchas mujeres embarazadas, sentando en una sauna suena como una gran manera aliviar dolores de músculos relacionado con el embarazo. Es importante usar la cautela cuando escogiendo una sauna para relajación y el alivio de dolor. Saunas pueden causar hiperthermia, cual es una temperatura corporal anormalmente alta.

El Embarazo y las Saunas: la Preocupación

Según a la Organization of Teratology Information Services (OTIS), una temperatura corporal de 101º F/38.33º C y más pueden causar preocupaciones durante el embarazo. Algunos estudios han mostrado un riesgo aumentado de defectos de nacimiento en los bebés de mujeres quienes tuvieron una temperatura corporal aumentada durante el primer trimestre del embarazo.

El American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) dice que llegando a estar sobrecalentado en no está recomendado durante el embarazo. Hay tipos varios de las saunas, y cada sauna está programado a mantener una temperatura y nivel de humedad diferente. Antes de escoger usar una sauna durante el embarazo, es mejor buscar el consejo de tu proveedor de atención médica.

El Embarazo y las Saunas: Opciones de Relajación

La Asociación recomienda que evites el uso de las saunas durante el embarazo para asegurar que no llegues a ser sobrecalentado. Aliviando el estrés y dolores de músculos son todavía importantes durante el embarazo. Aquí hay algunas ideas para ayudarte relajar.

  • Tomar un baño tibio
  • Complacer en un masaje de un profesional o de tu pareja
  • Practicar los ejercicios de respiración que usarás durante el parto

Compilado utilizando información de las siguientes fuentes:

Organization of Teratology Information Services, http://otispregnancy.org/ Planning Your Pregnancy and Birth Third Ed. The American College of Obstetricians and Gynecologists, CH. 5 Pregnancy, Childbirth, and the Newborn: The Complete Guide. Simkin, Penny P.T., et al, CH. 5.