Embarazada en una Bañera de Jacuzzi

Imagen de una mujer embarazada en una bañera de hidromasaje

Los Riesgos y Preocupaciones de Seguridad de Utilizando las Bañera de Jacuzzi Mientras Que Embarazada

Para muchas mujeres, sentando en una bañera suena como una gran manera aliviar dolores de los músculos relacionado con el embarazo. Es importante usar advertencia cuando eligiendo una bañera para la relajación y el alivio de dolor. Bañeras pueden causar hipertermia, cual es una temperatura corporal anormalmente alta.

¿Qué Son las Preocupaciones Sobre Estando Embarazada en una Bañera de Jacuzzi?

Según a la Organización de los Servicios de Información de Teratología (OTIS), una temperatura corporal de 101º F (38.33º C) y más pueden causar preocupaciones durante el embarazo. Algunos estudios han mostrado un riesgo aumentado de defectos de nacimiento en los bebés de mujeres con una temperatura corporal aumentada durante el primer trimestre del embarazo.

El Colegio Americano de Obstétricos y Ginecólogos (ACOG) dice que llegando a ser sobrecalentado en una bañera no está recomendado durante el embarazo. ACOG también recomienda que mujeres embarazadas no permiten su temperatura corporal aumentar más que 102.2º F (39º C).

Aunque los grados específicos difieren, ambos OTIS y ACOG dan fe a la preocupación relacionado con el uso de una bañera durante el embarazo. Bañeras de jacuzzi están programado en la fábrica mantener una temperatura del agua de aproximadamente 104º F(40º C). Solamente toma 10-20 minutos en una bañera para aumentar tu temperatura corporal a 102º F (38.88º C) o más.

Para mantener una temperatura constante, el agua está circulando y reciclado a través de la bañera para achicar el agua frío y bombear el agua caliente.

¿Baño Caliente vs. Bañera de Jacuzzi?

Un baño caliente, cual no es incómodo o escaldado, es una manera más segura para relajar. En un baño, mucho de tu cuerpo permanecerá fuera del agua, haciéndote menos probable sobrecalentar. En adición, el agua en un baño empieza enfriarse, en oposición a una bañera de jacuzzi, además reduciendo cualquier riesgo de sobrecalentando.

Reducir los Riesgos a la Salud

Aunque la Asociación no recomienda utilizando las bañeras de jacuzzi durante el embarazo, aquí hay algunos pasos puedes tomar para reducir cualquier riesgo:

  • Reprogramar tu bañera de jacuzzi para mantener una temperatura más baja.
  • Limitar tiempo en la bañera a 10 minutos o menos.
  • Controlar la temperatura del agua por inmersión de un termómetro en la bañera.
  • Controlar la temperatura de tu cuerpo para evitar el sobrecalentamiento.
  • Prestar atención a las señales de peligro tales como llegar a ser incómoda o si dejas de sudar.

Compilado utilizando información de las siguientes fuentes:

Organization of Teratology Information Services, http://otispregnancy.org/pdf/hyperthermia.pdf Planning Your Pregnancy and Birth Third Ed. The American College of Obstetrics and Gynecology, CH. 5. Pregnancy, Childbirth, and the Newborn: The Complete Guide. Simkin, Penny P.T., et al, CH. 5.