Los Efectos del Ejercicio en el Embarazo

Mujer embarazada ejerciendo

Los Efectos del Ejercicio en el Embarazo: Positiva

El ejercicio durante el embarazo ayuda a aliviar muchos de los problemas comunes del embarazo. Mejora la circulación, la cual ayuda a prevenir el estreñimiento, hemorroides, venas varicosas, calambres de la pierna, y la hinchazón de los tobillos. También previene el dolor de la espalda por fortaleciendo los músculos que apoyan la espalda.

El embarazo a menudo dejan las mujeres sintiendo menos energéticas, pero el ejercicio regular puede darle más energía para seguir por el día.

Su sistema cardiovascular fortalecido le dará más resistencia y músculos más fuerte le permitirán cumplir las tareas con menos esfuerzo, saliéndose con más energía continuar a través del día. Algunas mujeres disfrutan yoga prenatal. Comprar el Yoga

El ejercicio también le permite dormir mejor. La mayoría de mujeres tienen algunos problemas durmiendo a través de la noche por el fin de su embarazo.

Ejerciendo en base regular (y asegurando que es al menos tres horas antes de acostándose) le ayudará expender el exceso de la energía y cansarse bastante causarse dormir más profundo y tranquilo.

El ejercicio ha estado mostrado mejor su humor. Puede también disminuir cambios de humor, mejorar su imagen de usted mismo, y permitirle sentir una sensación de control.

El ejercicio ayuda a prepararse para el parto. Algunos estudios sugieren que el nivel del estado físico de la madre puede resultar en un parto más corto, menos intervenciones médicas, y menos agotamiento durante el parto.

Estando en forma no disminuirá el dolor, pero definitivamente ayudará darle la resistencia necesitado pasar el parto.

Muchos expertos están de acuerdo que ganando más que las 25 a 35 libras recomendadas (para una mujer de peso normal) durante el embarazo lo hace perder el peso después del nacimiento del bebé.

Por manteniendo su nivel de estado físico durante el embarazo, usted es menos probable ganar peso excesivo. El ejercicio también mantiene el tono de sus músculos y la fuerza.

Los Efectos del Ejercicio en el Embarazo: Asuntos para que Mirar

Consulte con su proveedor de atención médica antes de empezar un programa del ejercicio. Para la mayoría de mujeres embarazadas, el ejercicio es muy beneficioso.

Sin embargo, para mujeres quienes tienen un embarazo de riesgo alto o están al riesgo de parto prematuro, el ejercicio debe estar monitorizado por su proveedor de atención médica para asegurar que no posea las amenazas adicionales a usted o su bebé.

Cuando usted ejerce, el flujo de sangre cambia fuera de sus órganos internos (incluyendo su útero) para dar sus músculos, pulmones y corazón más oxigeno.

Si ejerce demasiado arduo, puede restringir el oxigeno de su útero. Asegúrese seguir al nivel de ritmo de corazón recomendado para asegurar que su bebé está obteniendo el oxigeno que necesita.

Como su embarazo progresa, su centro de balance cambia, haciendo las caídas más probable. Participe en actividades como nadando, caminando, o el aerobic de impacto bajo que no se pone a riesgo adicional resbalar o caer.

Evite actividades como esquiando cuesta bajo, montando un caballo, el montanismo, y deportes de contacto (como fútbol americano o fútbol) que puede ponerse al riesgo para una herida o caída.

El ejercicio causa un aumento de su temperatura corporal cual puede afectar el desarrollo del bebé. Use cautela cuando ejerciendo en tiempo calor y siempre asegúrese que está obteniendo muchos fluidos cuando ejerciendo. Su temperatura corporal debe quedar menos que 101°F/38°C.

Última Actualización: 07/2015


Compilado utilizando información de las siguientes fuentes:

Clapp, Dr. James F. III, MD. Exercising Through Your Pregnancy. Addicus Books: Omaha, Nebraska, 2002. Mikeska, Erinn, CPT, and Dr. Christine Quatro, Delivering Fitness. Brown Books Publishing Group: Dallas, TX, 2004.