La Quinta Enfermedad Durante el Embarazo

Madre embarazada con la quinta enfermedad

La Quinta Enfermedad Durante el Embarazo: Los Síntomas, el Tratamiento y la Prevención

¿Qué es la Quinta Enfermedad?

La quinta enfermedad, también conocida como eritema infeccioso, es una infección contagiosa que es causada por el parvovirus humano B19 y se extendió a través de la tos, estornudos o fluidos corporales. ¿Qué tan común es la quinta enfermedad durante el embarazo? Aproximadamente 1 de cada 400 mujeres embarazadas en los Estados Unidos están infectadas con la quinta enfermedad cada año. La mayoría de las mujeres que contraen la quinta enfermedad durante el embarazo tienen bebés sanos.

Sin embargo, como con cualquier enfermedad, es importante entender los signos, síntomas, opciones de tratamiento y los posibles efectos de la enfermedad en la madre y el bebé. A continuación encontrará los pasos para tratar y prevenir la quinta enfermedad durante el embarazo.

¿Cuáles son los Síntomas de la Quinta Enfermedad Durante el Embarazo?

Los signos y síntomas de la quinta enfermedad durante el embarazo pueden incluir:

  • Dolor en las articulaciones que podría durar varios días o semanas
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de garganta
  • Erupción roja en las mejillas, piernas, vientre y el cuello

Normalmente, la erupción de color rojo se presenta en los niños, mientras que los otros síntomas son más comunes en los adultos. Los síntomas de la quinta enfermedad son consistentes en todos los adultos, independientemente del estado de embarazo.

¿Cómo se diagnostíca la Quinta Enfermedad Durante el Embarazo?

Si usted sospecha que usted ha estado expuesto a la quinta enfermedad, pero usted no tiene una erupción, un análisis de sangre tendrá que ser administrado con el fin de detectar la infección. Cuando la quinta enfermedad se contrae durante el embarazo, la principal fuente de preocupación es su hijo/a por nacer.

En muchos casos, el médico le sugerirá ecografías adicionales por 8 a 12 semanas con el fin de detectar cualquier posibles complicaciones del embarazo. Si la ecografía muestra signos de la enfermedad en su bebé, su médico puede recomendar la amniocentesis o cordocentesis para confirmar la infección y su gravedad.

Las Complicaciones Potenciales de la Quinta Enfermedad Durante el Embarazo

Aunque es poco frecuente, aproximadamente 5% de las veces, la quinta enfermedad puede causar complicaciones durante el embarazo. La complicación número una de la Quinta enfermedad a su niño nonato es anemia. La anemia se caracteriza por una falta de glóbulos rojos sanos.

Los glóbulos rojos son importantes para el desarrollo de su bebé, ya que llevan oxígeno al cuerpo. En la mayoría de los casos, la anemia no es grave y puede ser monitoreada para problemas de salud después del nacimiento. Sin embargo, si el bebé tiene anemia severa, existe el riesgo de desarrollar hidropesía.

La hidropesía es una acumulación de líquido en el cuerpo de su bebé. El desarrollo de la hidropesía es grave, ya que puede conducir a la insuficiencia cardíaca congestiva y posiblemente la muerte. Algunos médicos optan por combatir la hidropesía mediante la realización de una transfusión de sangre mientras el bebé está en el útero. Si su bebé tiene hidropesía durante el tercer trimestre, puede que se necesite inducir el parto para dar a luz pronto.

¿Cómo se Trata la Quinta Enfermedad Durante el Embarazo ?

Recuerde que la quinta enfermedad durante el embarazo ocurre en aproximadamente 1 de 400 casos. De esos casos, sólo el 5% experimentan una complicación de la preocupación. Por lo general, la quinta enfermedad es leve y se resolverá por sí solo sin ningún tratamiento en niños y adultos sanos. Los bebés son monitoreados para detectar signos de la infección y posible anemia. En las incidencias raras cuando la condición empeora, el médico puede tratar a su bebé con la transfusión de sangre, mientras que en el útero.

¿Cómo Prevenir la Quinta Enfermedad Durante el Embarazo?

Lavarse las manos puede prevenir la quinta enfermedad durante el embarazo

Actualmente no existe una vacuna contra la quinta enfermedad, por lo que el mejor tratamiento o acción en contra de la quinta enfermedad es la prevención.

Algunas formas para evitar que se infecte incluyen:

  • El lavado regular de las manos con agua caliente y jabón
  • Eliminación cuidadosa de las toallitas u otros elementos que llevan fluidos corporales
  • Cubrirse la boca al estornudar, toser, etc.
  • Exposición limitada a aquellos que tienen la quinta enfermedad

La buena noticia es que los pasos que seguir para evitar la quinta enfermedad también le protegen contra otras bacterias, virus e infecciones.

Compilado utilizando la información de las siguientes fuentes:

Mayo, Clinic. Guide To A Healthy Pregnancy. New York, NY: HarperCollins Publishers Inc. 2004

March of Dimes, http://www.marchofdimes.com/