La Deshidratación Durante el Embarazo

Imagen de una mujer embarazada enseñando señas de deshidratación

La Deshidratación Durante el Embarazo: Signos, Síntomas y Prevención

¿Debería usted estar preocupada por la deshidratación durante el embarazo? La respuesta es . La deshidratación es el resultado de su cuerpo perdiendo agua más rápido de lo que usted está tomando.  Es un problema grave para la salud y el bienestar de cualquier persona, pero para las mujeres embarazadas, es especialmente importante mantenerse bien hidratada.

Como una mujer embarazada, necesita más agua que la persona común, ya que el agua juega una función importante en el desarrollo saludable de su bebé. El agua ayuda a formar la placenta, que es lo que su bebé se basa en recibiendo los nutrientes durante el embarazo. El agua también se utiliza para formar el saco amniótico más tarde en el embarazo. Por lo tanto, es importante de evitar la deshidratación durante el embarazo.

Los Signos y Síntomas de la Deshidratación Durante el Embarazo

Un signo común de la deshidratación es el “sobrecalentamiento de la madre.” Teniendo suficiente agua en su sistema le ayudará a regular el calor del cuerpo; sin embargo, si usted no está bebiendo suficiente agua durante el embarazo, puede ser propensa al sobrecalentamiento. Un signo de estar bien hidratado es tener un color de la orina clara, a diferencia de color amarillo oscuro.

Si su orina es de color amarillo oscuro, eso es una señal que necesita aumentar su consumo de agua.

Efectos de la Deshidratación en las Mujeres Embarazadas

Imagen de una mujer que experimenta la deshidratación durante el embarazo

La deshidratación durante el embarazo puede dar lugar a complicaciones graves del embarazo, incluyendo defectos del tubo neural, líquido amniótico bajo, la producción inadecuada de la leche materna, y incluso un parto prematuro. Estos riesgos, a su vez, pueden dar lugar a defectos de nacimiento debidos a la falta de agua y apoyo nutricional para su bebé.

¿Cómo Puedo Prevenir la Deshidratación Durante el Embarazo?

Bebiendo mucha agua (al menos 8-12 vasos al día) es clave para prevenir la deshidratación. Además, hay otros pasos que puede tomar para asegurarse de que usted y su bebé estén bien hidratados. Evitando los productos que contengan cafeína es una buena idea, ya que la cafeína puede aumentar la producción de orina, lo que conduce a la deshidratación.

Otra forma de prevenir la deshidratación es de evitar las actividades que pueden causar sobrecalentamiento, como el ejercicio físico intenso o pasando mucho tiempo en un ambiente caliente. El ejercicio se considera saludable para las mujeres embarazadas, pero el ejercicio extenuante y la falta de ingesta de agua puede conducir a la deshidratación.

Fuentes:

La Clinica Mayo (Mayo Clinic) – Dehydration. http://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/dehydration/basics/symptoms/con-20030056 Livestrong Los Efectos de la Deshidratación en las Mujeres Embarazadas Sobre el Bebé (Livestrong The Effects of Dehydration in Pregnant Women on the Baby): http://www.livestrong.com/article/505961-the-effects-of-dehydration-in-pregnant-women-on-the-baby/