Técnicas de Relajación Alternativas

Imagen de una mujer utilizando técnicas de relajación alternativas para aliviar el dolor del trabajo de parto

Técnicas de Relajación Alternativas para Aliviar los Dolores de Parto

Como avanza el embarazo y el trabajo de parto parece ser alrededor de la esquina, es natural experimentar una cierta cantidad de miedo y ansiedad a la espera de dar a luz. El parto se refiere como “trabajo de parto”, porque es trabajo agotador, duro y doloroso, pero no es un trabajo que usted tiene que temer.

Porque no hay dos mujeres quienes interpretan el dolor de la misma manera, ahora es el momento de pensar en cómo podría reaccionar a sus dolores de parto. Relajación, la preparación y el conocimiento son aspectos esenciales de una experiencia de parto positiva.

Las siguientes técnicas de relajación, que incorporan todos los sentidos, ayudarán a usted y su pareja enfocar su energía para controlar el dolor con el fin de tener un parto tan positivo y productivo como sea posible.

La Vista

Lo que vemos impacta nuestras emociones y nuestros comportamientos. Si lo que vea durante el parto es un ambiente relajante, con iluminación suave, lámparas o velas (si se permite), usted experimentará la sensación de seguridad, tranquilidad y calidez.

El entorno correcto también minimizará las distracciones. Usted puede traer algunas fotos que le recuerdan un lugar de vacaciones relajante. Además, usted puede considerar que cuelga primero atuendo de su bebé, donde se puede ver para tener un punto focal de motivación.

El Sonido

La música tiene la capacidad de hacer que usted desea bailar o puede engañar a dormir. La musicoterapia puede ser una ayuda eficaz para ayudarle a relajarse y trabajar a través de sus contracciones. Usted puede encontrar sonidos como las olas del mar, canto de los pájaros o arroyos burbujeantes pueden ayudarle a centrarse en las olas de sus contracciones.

Muchas tiendas tienen una sección de CD donde se puede escuchar música y encontrar el tipo adecuado para ayudarle a relajarse. Muchas mujeres han disfrutado de la música de Yanni o Enya en su entorno para el nacimiento. Después de ha encontrado la música y los sonidos que usted encuentre relajante, juegue la música durante todo el embarazo.

Al hacerlo, se programará para relajarse automáticamente cuando el tiempo para el nacimiento llega. Para aprender más sobre la musicoterapia: http://www.musictherapy.org/

El Olor

Ciertos olores pueden tener un efecto calmante y reconfortante. Si usted está planeando dar a luz en un hospital o centro de nacimiento, usted puede optar a llevar un par de cosas que huelen como en casa, como una manta favorita o una camiseta.

Otras ideas de aromaterapia explorar incluyen la compra de un difusor eléctrico, incienso o aceites esenciales como lavanda, salvia, rosa o jazmín. Utilice aceites de lavanda, bergamota o geranio para mantener el aire fresco y crear un ambiente tranquilo y relajante.

Jazmín y salvia tradicionalmente se han utilizado durante el parto para ayudar a las contracciones y aliviar el dolor muscular. Además, la lavanda es un antiséptico y analgésico y el incienso calma la ansiedad.

El Sabor

La mayoría de los profesionales de la salud están de acuerdo que el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono complejos y vitamina B es beneficioso en la primera etapa del trabajo de parto. Sin embargo, las opiniones varían sobre comiendo durante el trabajo de parto activo. La mayoría de las mujeres no están interesado en los alimentos en este punto; Sin embargo, es posible que desee tener algunos bocadillos nutritivos disponibles que ayudan a proveer la energía y reducir la ansiedad y la fatiga.

El Tacto

Las mujeres varían en el tipo de contacto que disfruten durante el parto. Mientras que una mujer puede encontrar suave presión irritante, podría ser ideal para alguien más. Usted tendrá que tomar tiempo para probar diferentes tipos de masaje, acupresión, hidroterapia y reflexología para encontrar lo que funciona para usted. Los siguientes tipos de masaje se recomiendan para ayudar la madre a relajar los músculos tensos.

Presión Suave: Como contracciones aumentan en intensidad puede observar endurecimiento de la frente, los ojos, la mandíbula o las manos. Una suave presión, con o sin movimiento, puede ayudar la madre a identificar y liberar esa tensión. Por su tensión general -la da un fuerte abrazo de oso y la dejó liberar dentro de ti.

La Amasadura: Amasadura rítmica lenta es útil para reducir la tensión en los hombros, los muslos o las nalgas. Agarre el músculo entre el talón de la mano y los dedos cerrados. Apriete con una suave presión, mantenga, luego suelte y repita, moviéndose a través del músculo. Los pulgares se pueden usar con la palma de la mano, pero evite pellizcar con el pulgar y los dedos.

Las Caricias: Use una presión firme con la palma de la mano para acariciar desde el hombro hasta la cadera o el muslo de la pierna derecha. Antes de una mano deja el cuerpo, la otra mano comienza una segunda caricia. Alterne las manos, manteniendo contacto constante con la madre mientras se mueve lentamente a través de la espalda o el muslo. Entregue el movimiento de la mano a través de la parte inferior del abdomen se puede realizar por la madre durante una contracción, ya que es una respuesta natural a frotar donde le duele más.

Contrapresión: Aplicando una fuerte presión sobre las zonas dolorosas de la espalda baja es eficaz. Dobla los dedos planos contra la palma de su mano. Mantener su muñeca recta, utilice los nudillos a presionar en su dolor. Colóquese de tal forma que su cuerpo se inclinará en el brazo para aumentar la presión de su puño. El talón de la mano puede estar utilizado para contrapresión, pero es más incómodo en la muñeca durante largos períodos.

Hidroterapia: Hidroterapia está llegando a ser un método cada vez más popular de aliviar los dolores de parto. La presión, el pulso y la calidez de una ducha durante la primera etapa del trabajo de parto y la libertad boyante, sin peso de una bañera de nacimiento durante la segunda etapa son útiles tanto en moviendo a través del trabajo de parto. Aprenda más sobre los efectos positivos de la parto acuático.

Reflexología: La reflexología es el proceso de aplicar presión o golpes a ciertas áreas de los pies para aliviar el dolor o problemas en otras partes del cuerpo. La teoría sugiere que los pies son un mapa para el cuerpo. La estimulación de las terminaciones nerviosas envía mensajes a las zonas afectadas y libera endorfinas y monoaminas, que controlan el dolor.

Aquí están algunas técnicas comunes que usted y su pareja pueden intentar:

Para un trabajo de parto que progresa lentamente

En una posición semi-reclinada sobre su espalda, o sentado en una silla con los pies en alto, tiene su pareja apoderarse de los dedos 2 y 3 en ambos pies. (# 1 dedo está su dedo gordo del pie, # 5 es el dedo meñique). Firmemente apriete y suelte, repetidamente al mismo tiempo.

Después de unos minutos, usted puede sentir un calor corriendo por las piernas y en la área pélvica. Esta sensación puede acelerar el parto. Una vez que sienta esto, tiene su pareja seguir hasta que sienta que está en trabajo de parto activo de nuevo.

Durante el trabajo de parto activo

En la misma posición, haga su socio pulsar firmemente con el pulgar en el centro de cada arco. Justo a la izquierda y ligeramente hacia abajo desde el arco de su pie derecho, y justo a la derecha y ligeramente hacia abajo desde el arco de su pie izquierdo es el diafragma.

Presione y mantenga pulsado al mismo tiempo, alternando con pequeños círculos o rasgando a través de las áreas. Este punto reflexología le ayudará a respirar. El aumento de la respiración le permite tomar respiraciones más llenos y más largos que permiten la relajación, especialmente durante las contracciones.

Los Pensamientos

Usted ha oído la frase “mente sobre la materia”. El proceso del parto sin duda demuestra que la mente es una de las herramientas más eficaces para luchando el dolor disponibles. Lo más que una mujer se centra en el dolor, el más dolor que ella sentirá. Hipnotismo, la visualización y la imaginación son todos los métodos que las mujeres embarazadas han utilizado para aliviar el dolor.

Las siguientes son algunas maneras que usted puede utilizar su energía mental para centrarse en llevar a su bebé en el mundo:

Escaneo del Cuerpo Rápido: Escanea el cuerpo de pies a cabeza para notar cualquier tensión y luego liberar la tensión con ejercicios como rotaciones de cabeza, rollos de hombro, agitando los brazos y las manos, rollos de tobillo, e inclinaciones pélvicas.

Relajación Progresiva: Comience por relajando los músculos de la cabeza y la cara. Suelte en la espalda o el cuello, a través de sus hombros y el brazo, por debajo de su pecho, el abdomen y la espalda, todo el camino hasta sus piernas hasta los dedos del pie. Respire lentamente, liberando más y más con cada exhalación.

Cada vez que suelte un músculo, se concentran en la posición de que el músculo y en el sentimiento de completa relajación. Puede ayudar a pensar en un toque reconfortante alisando suavemente de su frente, hasta en el cabello, en la parte superior de la cabeza y hacia abajo su cuerpo.

Imágenes Visuales: Imagina un lugar relajante-una playa soleada, una chimenea, un arroyo burbujeante, o un lago prístino rodeado de montañas. Utilice algunas fotos de los lugares de vacaciones favoritos para ayudarle.

Hipnosis: Con una poca práctica durante todo el embarazo, las mujeres aprenden el proceso de llegando a ser profundamente relajado y libre de temor por lo que los músculos uterinos pueden trabajar con un mínimo de dolor. Clases, videos y cintas ayudan las mujeres aprender un reflejo condicionado en el que son capaces de crear su propio estado de relajación mental profunda, la relajación física y concentración por sí mismos.

Por una referencia, llame a la Asociación Internacional de Hipnoterapia Médica y Dental (248) 549-5594 o al (800) 257-5467. Haga clic aquí para las clases y el currículo. http://www.hypnobabies.com/

Last Updated: 08/2015

Compilado utilizando la información de las siguientes fuentes: Mayo Clinic Guide To A Healthy Pregnancy. Harms, Roger W., M.D., et al, Part 2. Prepared Childbirth. Amis, Debby, and Jeanne Green, Childbirth Section.