La Encapsulación de la Placenta

Imagen del proceso de encapsulación placenta

La placenta es el órgano que rodea al feto en el útero y permite el intercambio de nutrientes, sangre, y de los residuos con la madre. Se expulsado del útero después del nacimiento del niño. El costumbre de consumir la placenta, a menudo realizado como la encapsulación de la placenta es siglos de antigüedad, practican con mayor frecuencia en la medicina china. Es una tradición polémica que ha sido ganando terreno en los Estados Unidos desde hace varias décadas.

Los pocos estudios científicos conducido en la encapsulación de la placenta no han apoyado los efectos de esta práctica, ni han disipado por completo la posibilidad de los beneficios de la ingestión de la placenta. Sin embargo, debe estar notado por madres esperadas que la mayoría de la información que tenemos en relación con la encapsulación de la placenta viene casi enteramente de anécdotas de mujeres que lo han intentado.

¿Qué es la encapsulación de la placenta?

La encapsulación de la placenta es la práctica de la ingestión de la placenta después de que se ha cocido al vapor, deshidratado, suelo, y se coloca en pastillas. Tradicionalmente, esto está tomado por la madre y es creído impartir numerosos beneficios para la salud. Está tomado frecuentemente un poco después de dando la luz, durante un período menstrual de una mujer, o durante la menopausia con la creencia de que ayuda a contrarrestar algunos de los síntomas de la menopausia.

¿Qué son los beneficios propuestos de la encapsulación de la placenta?

Hay poco investigación científico disponible sobre la encapsulación de la placenta, su consumo, y sus beneficios. Tradición y costumbres médicos holísticos abarcan una serie de posibles ventajas que provienen de la ingestión de la placenta.

Entre estos posibles beneficios son:

  • Aumento descargo de la hormona oxitocina, la cual ayuda el útero regresar a su tamaño normal y le ayuda disfrutar uniendo con su bebé
  • Aumento de la CRH, una hormona que reduce el estrés
  • Disminución de depresión posparto levels
  • Restoración de los niveles de hierro en la sangre
  • Aumento en la producción de leche

¿Es la encapsulación de la placenta segura?

La encapsulación de la placenta parece a llever no riesgo inherente si ingerido solamente por la madre. Algunas madres han reportado experimentando síntomas negativas como mareos o nerviosismo después de tomar las píldoras. Otra vez, más de la información en relación con esta práctica esta recogido de las anécdotas y no de investigación. En adición, si tomado por otros parientes o amigos, alguien debe conocer la posibilidad de pasar enfermedades transmitidos por la sangre. También si la placenta necesita estar almacenado para cualquier período de tiempo, lo debe quedar refrigerado como cualquier otro producto de carne.

¿Cómo hago la encapsulación de la placenta?

Especialistas de la encapsulación de la placenta puede estar encontrado a través del país. Estos individuos puede haber completado una variedad de cursos de formación, pero tenga en cuenta que no hay leyes que rigen esta práctica. Sin embargo, hay leyes en algunos estados los cuales prohíben quitando la placental del hospital.

Si está considerando la encapsulación de la placenta, es importante investigar las técnicas usado por su centro elegido para asegurar que la placenta está manejado seguramente. En adición a la encapsulación, algunas madres optan a consumir la placenta por cocinandolo en alimentos, como pizza o lasaña. Independientemente del método de ingestión, es imprescindible a tratar la placenta como un producto de carne y asegúrese de que se almacena correctamente y bien cocida.

La línea de base sobre la encapsulación de la placenta

Hay poco investigación disponsible tanto si apoyar o oponerse a la tradición de la encapsulación de la placenta. Hay un número de beneficios propuestos de la costumbre, y riesgos limitados si la placenta está almacenado correctamente y solamente ingerido por la madre.

Si se siente que la encapsulación de la placenta es correcta para usted, asegúrese de comunicarse con su proveedor de atención médica para recibir más información sobre el procedimiento propio para ello. También es importante estar al tanto de las leyes en su estado que hacen que sea ilegal para extraer la placenta del hospital.